Espera a tu avión con clase en estos 6 bares de aeropuerto

Siempre se ha escuchado la expresión de que montar un bar en el aeropuerto es un buen negocio, algo que nunca he llegado a comprender del todo, ya que los movimientos que realizan los aviones en el despegue hacen que lo que menos me apetezca en ese momento es tener alcohol en el cuerpo, pero que ha mucha gente con miedo a volar (o con mucha más tolerancia que yo a la bebida) agradecen enormemente.

Es muy típica la situación de verse esperando durante horas en el aeropuerto debido a retrasos, escalas y demás que hacen que pasemos largas y aburridas horas muertas, y como no podía ser de otra forma no se tardó en advertir la utilidad de un bar cercano donde matar el tiempo.
Dentro de esa relación lógica los hay que han creado un bar clásico, sin exceso de bombo u originalidad, aprovechando la falta de opciones que hay en éstos lugares, y los hay que han buscado innovar y han logrado crear espacios realmente curiosos en los que la espera se hará breve.
Aquí van algunos:

Airbräu Brewery (Aeropuerto de Múnich-Franz Josef Strauss)

El aeropuerto de la ciudad alemana de Munich es el lugar ideal para los amantes de la cerveza. Y no sólo por la excelente carta disponible con una enorme variedad, ni tampoco por el ambiente que nos trasporta a una antigua posada, si no por ser un bar de aeropuerto único en sus especia al tener una fabrica de cerveza en su interior. Éstas se pueden disfrutar en la magnifica terraza mientras se escuchan las actuaciones en vivo que ofrece este peculiar bar.

FMIF Lounge Club (Aeropuerto de Ibiza)

Como no podía ser de otra forma vista la ubicación, es la opción más animada. Más que un bar se puede considerar un club/discoteca que fue creada por los conocidos dj´s Cathy y David Guetta, asiduos de la isla.
Aquí se puede no sólo bailar en alguna de las salas mientras se toma una copa, también comprar merchandising o cenar con una impresionantes vistas del Parque Natural de Salinas.
Es una despedida de Ibiza por todo lo alto.

Center Bar (Aeropuerto de Zürich)

Este bar ofrece un espacio más clásico y formal en el que tomar algo mientras se espera. Imita un antiguo salón que ofrece algunos platos de gourmet y productos de gran calidad para los paladares más exigentes.
Entre las exquisiteces que se pueden degustar llama la atención la tostada de caviar con salmón de Balik y la carta con los mejores vinos y champagnes, siempre acompañadas de música en vivo de piano.

Runway 34 (Aeropuerto de Zürich)

También en el aeropuerto de Zurich podemos encontrar otro bar de aeropuerto muy característico y original, por la opción anterior no se ajusta a nuestros gustos (o más bien a nuestro bolsillo).
Está construido dentro de un antiguo hangar con un avión soviético de 1957 que ofrece diferentes espacios donde cenar o tomar algo, convirtiendo la espera en una experiencia curiosa.

O2 Bar (Aeropuerto de Las Vegas)

Lo más posible es que cualquiera que vuelva de una estancia en Las Vegas ya haya consumido alcohol más que suficiente, por lo que la espera en el aeropuerto puede ser un momento perfecto para comenzar a recuperar la salud.
Para tal fin el bar O2 ofrece una curiosa alternativa, siendo un bar que no ofrece ningún tipo de bebida espirituosa. ¿Y que tomar? Se preguntaran algunos, pues oxigeno y agua con sabores.
Un bar de oxígeno que supone una forma cuanto menos curiosa de pasar el tiempo de espera.

Bar de la azotea del Ambassador Hotel (Aeropuerto Changi de Singapur)

En la terminal 1 del aeropuerto de Changi encontramos uno de los mejores bares que podemos encontrar en un aeropuerto, un motivo más que suficiente para desear hacer una escala aquí, el bar de la azotea del Hotel Ambassador del aeropuerto.
Es un bar en el por un módico precio se puede disfrutar de la magnifica piscina de la azotea, o descansar en las casetas mientras se toma un cóctel en un ambiente espectacular.

Bares de cine

Los bares siempre han sido (y siguen siendo) un reclamo recurrente en la historia del cine. A todos nos gustaría poder visitar aquella cantina perdida de Mos Eisley que presenció el primer encuentro de Luke Skywalker y Obi-Wan Kenobi con Han Solo y Chewbacca o adentrarnos en aquél club de los años 20 en Chicago en el que cada noche Velma Kelly cantaba y bailaba al son del jazz.

Tal importancia tienen los bares en el cine, que el autor Jesus Lens les dedica el libro “Café-Bar Cinema”, donde hace un repaso por los establecimientos más famosos del mundo cinematográfico.

Hoy en “Bares de” te traemos una lista de alguno de los bares que podrás visitar, en los que cada día sus clientes recrean míticos momentos del cine.

1. “Katz’s Delicatessen, Nueva York

Fuente: Wally Gobetz

Fuente: Wally Gobetz

No puedes perderte la oportunidad de visitar esta cafetería donde Sally y Harry compartieron una conversación un tanto curiosa. El bar sirve cada día su famoso sandwich de pastrami, el mismo que en “Cuando Harry encontró a Sally” (Rob Reines, 1989), comparten sus protagonistas. Podrás probarlo con una bebida por unos 10 o 15 euros. Seguro que alguna señora le dice a la camarera que quiere lo mismo que estás comiendo tú.

2. “Hotel Park Hyatt”, Tokio

En Lost in Translation (Sofía Coppola, 2003) Scarlett Johansson y Bill Murray interpretaron a los dos americanos en Tokio que más se han aburrido en toda la historia. Si quieres visitar el bar de hotel en el que Charlotte y Bob iniciaron una de las relaciones más curiosas del cine en este clásico moderno, pásate por el Hotel Park Hyatt. Eso sí, asegúrate de tener el presupuesto suficiente, no es apto para cualquiera.

3. “Twedes Cafe”, Washington

Fuente: Elizabeth

Fuente: Elizabeth

Aunque también puede visitar el Caesar’s Restaurant en California para adentrarte en el mundo surrealista de David Lynch, dejamos un momento de lado el cine para adentrarnos en la televisión. El “Twedes Cafe” es aquel famoso “RR Cafe” de Twin Peaks (David Lynch, 1990-1991). Allí podrás probar la tarta de cereza de Norma que los habitantes del pueblo comen a todas horas y tomar, en palabras del agente Cooper, “Una condenadamente buena taza de café”.

4. “Coyote Ugly Saloon”, Nueva York

En Nueva York te está esperando uno de los bares más famosos de la historia contemporánea del cine. En “El Bar Coyote” (David Mcnally, 2000) sus clientes bebían tequila malo de una bota y tenían camareras bailando por las barras. Aunque hay casi una veintena de bares de este estilo a lo largo de Estado Unidos, este es el original. Si visitas la gran ciudad, debes hacer una parada, aunque sea sólo por curiosidad.

5. “The Bar”, Missouri

En Perdida (David Fincher, 2014), una de las películas con más éxito del año pasado, Fincher nos introduce en la retorcida e inesperada historia del matrimonio entre Amy y Nick Dunne. El Bar con el nombre menos original de la historia que regentan Nick y su hermana Mo abrió sus puertas el pasado Octubre coincidiendo con el estreno de la película. Si quedaste embriagado por el aire de la película, podrás pasar por allí, tomar una cerveza y jugar a un juego de mesa.

Curiosidades hosteleras…

Las curiosidades llegan hasta el mundo de la hostelería. Así pues hoy te mostraremos los bares más curiosos del mundo.

Red sea Star¿Imaginas poder tomarte unas patatas fritas sumergido bajo 6 metros de agua? Es lo que podrás hacer en este bar de Israel. Desde un submarino ubicado en el Mar Rojo, contemplarás todos los secretos que esconde el agua. El Red Sea Star te permitirá ver la vegetación que crece bajo el mar y contemplar la vida animal que se desarrolla en ella. Sin duda una experiencia única.

Bar de la EternidadOtro menos agradable es el que se encuentra en Truskavts (Ucrania). Está dentro de un ataúd gigante de 25 metros de largo por 6 de alto. En el Bar de la Eternidad, disfrutarás de una coca cola entre ataúdes y coronas de flores. Y todo en un ambiente lúgubre donde la luz escasea. Una experiencia que más de uno no querrá vivir…

La imaginación de los hosteleros de todo el mundo no tiene límites. Un bar bajo el mar y otro en el interior de un gigantesco ataúd, son algunos de los inventos más curiosos del mundo.