Seis Bares Bohemios en Madrid

Madrid es una ciudad romántica en todo su esplendor, se siente en sus faroles, sus calles, sus plazas, los artistas de calle, la gente que suele leer en los parques, el metro, y en la magia de la bohemia que destilan sus bares.

Entre el siglo XIX y el XX, tras la pérdida de las ultimas colonias españolas de Ultramar , España empezó a sentir el peso del fracaso de esa decadencia y los intelectuales dedicaron sus obras literarias en narrar aquel declive que había golpeado al país, unos y otros a enaltecer los valores españoles reflejados en sus campos, tradiciones y costumbres. Es así como en Madrid nace la “Edad de Plata de la literatura española” para dar otro sentido a la frustración.

La línea de estos intelectuales marcó una bohemia artística y literaria que se desarrolló en espacios donde se podía combinar café, música y tertulia. Bares y cafés de la época que alojaron a grandes personajes del Realismo, la Generación del 98 o a poetas de la Generación del 27.
Sin embargo, el inicio de aquella bohemia la marcaron los escritores del decadentismo modernista, entre ellos Francisco Villaespesa, Alejandro Sawa, Emilio Carrere, Alfonso Vidal, Armando Buscarini… y consagrados autores como Rubén Darío y Ramón María del Valle-Inclán marcando el tránsito entre el Modernismo y la Generación del 98.

Café Libertad 8

El escritor Oscar Zazo

Escritor: Óscar Zazo

El Café Libertad 8 es un café-bar donde se mezcla la magia y la literatura con diversos conciertos, recitales y cuentacuentos.
Este lugar pasó de ser una vaquería a una tienda de vino donde se reunían músicos y tertulianos de política, y es así como empiezan a realizarse las actividades culturales en un espacio que aún hoy conserva un inequívoco sabor de época.

El dinosaurio todavía estaba allí

Este bar-restaurante lleva como nombre parte del microrrelato del escrito Augusto Monterroso, considerado el más corto en español.

El dinosaurio todavía estaba allí, es un peculiar lugar que se encuentra en la calle de Lavapiés y su especialidad es la poesía, el relato y la novela negra de autores independientes, combinando letras y gastronomía con una carta de exquisitos platos tradiciones y toda clase de bebidas. Además se imparten talleres de creación literaria, presentaciones o exposiciones, recitales de poesía en un decorado en el que la presencia del “dinosaurio” es latente.

María Pandora, Cava & Poesía

pandora

Este café-bar es un espacio cultural con un ambiente post antiguo donde el arte está en su máxima expresión: fotografía, literatura, artistas que pintan mientras se desarrolla una tertulia, recitales y exposiciones definen este encantador lugar entre las chispeantes burbujas de un buen cava o de selectos cócteles propios de auténticos sibaritas.

Este encantador lugar se encuentra ubicado en la Plaza de Gabriel Miró, 1, Las Vistillas.

Vergüenza Ajena

Esta librería-bar, es una dinámica propuesta cultural donde se combinan excelentes vinos, cervezas artesanas, la degustación de su cocina casera y la buena literatura, en especial la de autores independientes. Ubicada en la calle de Galileo, 56.

Aquí se dan citas exposiciones artísticas, ciclos de conferencias, charlas-debate, recitales, tertulias y presentaciones de libros.

Intruso Bar

cosmosoul-intruso

Un espacio libre para el desarrollo de la creatividad. Bebidas, Jazz, poesía, cuentos, música en vivo…definen este Intruso Bar.

Cada mes se realiza el “Poetry Slam Madrid” en el que poetas declaman y luego el público escoge a un ganador.

En la calle Augusto Figueroa 3, está su ubicación.

La noche boca arriba

El bar La noche boca arriba tiene como nombre el título de un relato del escritor argentino Julio Cortázar.

Se encuentra en el barrio de Lavapiés. Este acogedor lugar provoca intimidad apenas se traspasa el umbral e invita a la conversación pausada y al arte. En él están vivas las expresiones teatrales, la poesía, los monólogos y la música.

Definitivamente, la magia es amante de la bohemia.

Este invierno, aprovecha los bares en terrazas

Las ofertas de bares, restaurantes y terrazas, en Madrid, superan las expectativas de sus visitantes y es que bien escribió Sabina, ¨solo en Antón Martín hay más bares que en toda Noruega¨, haciendo alusión a la diversidad de opciones que tenemos en la ciudad.

En esta ocasión solo daré a conocer cuatro terrazas, ideales para visitar en invierno. A pesar de su estilo, propio del disfrute gastronómico, cuentan con una barra, donde destaca un acogedor espacio, digno para compartir una copa entre amigos o junto a tu pareja.

Terrazas con bares en Madrid

En este tiempo de bajas temperaturas, si lo que buscas es algo de distracción, en un ambiente sin mucho ruido; te invito a no renunciar a los espacios que combinan confort, diversión y tranquilidad.

El Patio del Fisgón

El Patio del Fisgón

Fuente: Imagen de archivo

Es una antigua cochera reconvertida, que está ubicada en el centro del barrio de Salamanca. Esta terraza representa un lugar discreto por fuera y un ajardinado patio techado por dentro. Tiene una chimenea, como parte de su cuidadosa decoración,que consigue recrear múltiples ambientes. Es ideal para visitar, tanto en verano, como en invierno.

Doña Tecla

Doña Tecla

Fuente: Imagen de archivo

Esta singular terraza es uno de esos impresionantes lugares que no piensas encontrar en el Paseo de la Castellana. Es un espacio donde, además de disfrutar del concepto de cocina tradicional con toque vanguardista, podrás tomar una copa y echar un baile cualquier día de la semana.

Pipa&Co

Pipa&Co

Fuente: Imagen de archivo

Es un restaurante-terraza muy acogedor, con jardín climatizado, situado en el barrio Chamartín. Este lugar ofrece servicios de desayunos, comidas, meriendas, cenas y bruch de fin de semana. Además de vinos y copas en su moderna barra, ideal para compartir en especial compañía.

Saporem

Esta terraza escondida en el barrio de Las Letras, ofrece al público una moderna decoración y acogedoras estancias de espíritu libre y cosmopolita. Es un bar-restaurante ideal para visitar en las noches, donde quieres disfrutar de una exquisita copa en un ambiente desenfadado y estético.

No sé tú, pero yo inicio el recorrido, y estas cuatro serán mi punto de partida. Te invito a disfrutar de este invierno sin perder la costumbre de los fines de semana, la diversión y el buen gusto.