Salir de copas por Madrid

Las bebidas alcohólicas se han convertido en un auténtico artículo de lujo en multitud de países. Sin embargo, en España no tenemos dificultad para encontrarlas y son relativamente baratas si las comparamos con los disparatados precios que encontramos en otros lugares. En consecuencia de este hecho, multitud de turistas visitan cada año  nuestro país para realizar turismo de borrachera.

La animada noche madrileña ofrece multitud de diversas posibilidades, sin embargo todas tienen algo en común, que antes se puede quedar para tomar algo e ir abriendo boca.

Si hay algo que nos gusta a los españoles es el aroma de bar. Todo grupo de amigos tiene un bar propio y común, en él que han vivido algunas de sus mejores historias. Sin embargo, hoy vamos a hablar de los mejores bares de copas de Madrid. Esos lugares a los que acudimos en ocasiones especiales.

  • Terraza Cibeles: El Palacio de Comunicaciones ofrece uno de los mejores rincones para el verano. Las alturas nos enseñan una panorámica increíble de la capital, que combinada con un cóctel bien fresquito, nos garantizan un plan espectacular tanto de día como de noche.
  • Gourmet Experience de Gran Vía: Inaugurado hace solo dos años, la novena planta del Corte Inglés de Gran Vía se ha convertido en uno de los sitios de obligada visita de Madrid.
  • Suéltate el pelo: Ubicado en Cuatro Caminos, este bar de copas está dedicado a la música pop-rock española.
  • Moby Dick: En la calle Avenida Brasil, bajo una gran reina del mar de láminas de madera, se extiende la barra de aire marinero bautizada como «La Bodega del Capitán». En este local podrá relajarse mientras escucha música en directo, monólogos o a sus pinchadiscos.
  • Siroco: En él podrá encontrar buena música junto al famoso barrio de Malasaña. Es conocido por albergar las sesiones y conciertos más “cool” de la escena independiente nacional.

Estas son algunas de nuestras recomendaciones, pero seguro que tu conoces muchas más opciones. ¿Nos ayudas?

España se afianza como el paraíso de la hostelería

Si hay un sector que se ha salvado de la crisis en nuestro país es el de la hostelería. Desde el año 2009, el número de afiliados a la Seguridad Social encuadrados en el epígrafe ‘comidas y bebidas’ ha crecido en nada menos que 106.057 ocupados (media anual). Como no podía ser de otra manera, los españoles se han mantenido fieles a sus bares, una seña de identidad que forma parte de la tradición y de la cultura típica de nuestro país.

España es el segundo país con más bares por habitante de la Unión Europea, sólo superado por Chipre. Tenemos un bar por cada 169 personas. En cuanto a comunidades autónomas, Andalucía va a la cabeza con nada menos que 40.000 bares, más que todos los que podemos encontrar en Noruega, Finlandia, Dinamarca e Irlanda juntas.

Tras la campaña “Benditos Bares” lanzada por Coca Cola, que resultó un punto de inflexión, el crecimiento de este sector ha sido innegable. Este himno de los bares se convirtió en uno de los vídeos más vistos de YouTube en junio de 2013, y durante el último trimestre de este año abrieron sus puertas 3.500 establecimientos, que sirvieron para crear unos 14.000 puestos de trabajo.

¿Por qué nos gustan tanto los bares a los españoles? Cada uno podría dar su propia respuesta ante tal pregunta, porque quién no ha vivido experiencias únicas y diversas en estos encantadores lugares. El bar es el punto de partida de cada noche, donde puedes llegar a conocer a una persona que marcará el resto de tu vida, vibrar con un partido importante, celebrar una buena noticia o simplemente disfrutar de una refrescante cerveza servida junto a su respectiva tapa.

¡BENDITOS BARES!